CARTA A MI QUERIDA YO

  Querida yo: Sé que no es fácil entender que te esté escribiendo, a ti, a la mujer que soy, a la mujer en la que te has convertido, pero repentinamente he tenido la necesidad de decirte esas cosas que nadie te ha dicho; a veces es tan solo el camino, que necesitas encontrar la fuerza en alguien, y muchas veces, ni siquiera ese alguien eres tú, querida yo. No te juzgo, sé que has tenido una vida vestida de ausencias, aprendiendo a ser, a estar, a callar, sin saber exactamente por qué. ¿Por qué a ti, querida yo? ¿Por…

Leer más