LO ADIVINÉ, poema Jarhat Pacheco

  LO ADIVINÉ   De pronto lo adiviné como quien descubre por suerte o por casualidad el secreto mejor guardado del mundo, y aunque quizás no llegara a interpretarlo de la forma correcta, solo me atreví a cerrar los ojos asumiendo que el pasado había desaparecido para mí.   Ya no importaban las huellas dejadas en el camino, ahora solo me restaba recibirte para crear un nuevo mundo, y sí, quizás para romperme de nuevo porque lo que me dabas en ese presente era habitado por todas aquellas cosas que necesitaba, aquellas cosas que siempre soñé pero que siempre fueron…

Leer más

NO IMPORTA, Jarhat Pacheco (Poema)

NO IMPORTA   Me aferro a mí y a mi intensa necedad de seguir aunque se rompan los huesos del destino.   Dejo que el agua corra, que fluya cada recuerdo en mi carne, que me estropeé, que me amase, que me estruje, que me deje mil moretones en el corazón;   no importa, yo sigo aquí, dando el alma.   Me permito dolerme, ser parte de una ira honda, de una desesperación profusa;   no importa, quiero pasar por esto, necesito vivirme así, iracunda, triste, vacía, desolada y confusa.   Créelo, duele como si te cayeran encima cientos de…

Leer más

NO ME PREGUNTES, Jarhat Pacheco (poema)

NO ME PREGUNTES   No me preguntes que no lo sé.   No te lo explico porque mi corazón es torpe, no sabe hablar, no sabe hacer señas, ni siquiera es capaz de hacerte un dibujo lo suficientemente entendible para que entiendas este fuego oscuro que funde todo mi ser.   No hay una forma de explicarlo, no hay una forma de sacar palabras en donde lo único que hay son nudos y lágrimas.   Te fuiste y todo es demasiado ruin.

Leer más

MI DESIERTO, Jarhat Pacheco (Poema)

MI DESIERTO   Y quisimos ser lluvia aunque sabíamos que la sequía era inminente, aunque sabíamos que te irías y que yo, tal vez, moriría de pena y de sed.   Pero sigo viva.   Ya no más sed, ya no más pena. Ya no más tu abandono aquí. Ya no más tu desierto en mí.   Quisimos ser lluvia aunque estábamos secos.   Te fuiste huyendo de lo que no éramos, entonces también hui, pero a muy dentro de mí, y lloví:   fui diluvio dentro de mi propio desierto.

Leer más

EXCUSAS – Poema

  Hola, cariño (?)… te escribo porque tal vez no puedas escucharme, porque tal vez mi boca ya no prefiera hablarte. Te escribo porque te busqué y mis manos estuvieron vacías: no llegaste a tiempo para impedir que te olvidara.   Tenía la certeza de que te extrañaría hasta que el paso del tiempo se hiciera evidente en mi rostro, creí que te esperaría hasta que mis pies no me sostuvieran y debiera sentarme a llorar agotada por tu ausencia. Incluso creí que un día me olvidaría de mi nombre pero jamás del tuyo.   Inventé formas, figuras extrañas de…

Leer más

TODAVÍA BUSCO EL AMOR – Poema

  Todavía busco el amor, aunque se me revienten los sesos maldiciéndolo. Mi problema, la desilusión der ser quien soy, es que amo defectuosamente. Amo demasiado, amo con angustia, amo como si me persiguiera un alud de tierra a mi espalda. No puedo no sentir el tiempo que se acuesta arriba de mi cuerpo: siento su respiración sobre mi rostro, me susurra que envejezco, que mi alma se agota, que me apresure, y entonces me desespero para entregarme a la idea de amar sin importar qué. Y lo hago, pero cada vez duele peor. Entrego un amor defectuoso porque ya…

Leer más

PARTIDA EN DOS

  Me gustaría verte, una vez más, para susurrarte que fuiste quien llenó todos mis espacios en blanco.   Demasiadas cosas y ninguna de ella eres tú. Te busco como quien sabe que pierde su tiempo, pero dicen que nada puede ser peor que quedarse en la banca sin intentar encontrar lo que se quiere.   Qué difícil se me hace el amor, y qué difícil amarte sin saber dónde estás.   Deseo olvidar las lágrimas, y las flores secas que dejo a mi paso, pero me estoy caducando;   me dejo tragar al centro de la tierra y me…

Leer más

POEMA: MUTANTE

  No es que dejes de querer. El cariño a veces se transforma; lo que ayer fue una rosa blanca hoy puede ser una negra. Sí te quiero, pero ya no estás del mismo lado de mi corazón, ahora te pasaste al lado oscuro, donde están las cosas que duelen.   Dicen que las personas se te salen de adentro, pero tú no, estás en mí, te quiero, te quiero pero ya no como antes. Hoy mi cariño se ha transformado; ha mutado de forma despreciable.   Si deseas recibir más artículos como este, suscríbete con tu correo electrónico. Recuerda que…

Leer más

INEXISTENTE

De: Jarhat Pacheco   Vaga en mi mente el recuerdo de la mujer que nunca fui.   Soy evanescente, me diluyo con el viento. Mujer invisible. Mujer rota. Mujer intocable como el humo.   Me levanto de la cama como un fantasma. Imaginaria, hecha de aire y de polvo. Mujer invisible. Así soy.   Existo sólo en mis pensamientos, y no en los de nadie más.  

Leer más

NO ES EXTRAÑAR

  Contar día a día las horas que no has estado como una insana necedad de saberte lejos no es lo que parece.   Ni siquiera pienses que te extraño. Esta manía de buscarte hasta en las colillas de los cigarros no significa tan poca cosa.   Decir que te extraño es una nimiedad.   Me sucede que desaparezco como la sal en el agua.   Sin ti me asfixio, me seco, me evaporo y me hago humo.   Ya lo sabrás, ya imaginarás que lo mío no es extrañar:   es matarse.   Autora: Jarhat Pacheco

Leer más

EN LAS NUBES TU NOMBRE

Me has amputado. No tengo nada debajo de mi cabeza más que recuerdos. Recuerdos por todas partes. Ni piernas ni manos. Solamente una vaga idea de que hubo algo motriz en mí. De mi cabeza se desprenden densas ramificaciones que comparo con tu abandono que es demasiado grande, demasiado seco. Pero existe el cielo. Se secan las ramas, no importa, me consuela buscarte. Te veo. Me parece que el mundo se hace menos real y más feliz desde que me obligo a buscar en las nubes tu nombre.   Autora: Jarhat Pacheco

Leer más

INFINITA

  Soy infinita en tu nombre; incluso cuando no estás, todo me parece perfecto. Los capullos que todavía no florecen me hablan de ti. La mañana que se asoma en mi ventana me consuela, pienso que tal vez el amor no es siempre sólido y constante. A veces llueve, a veces sale el sol. Este frío todavía me transporta a los besos que habitarán en mi boca. Me engullo en un sueño en el que me he vaciado de todo temor; no sufro por esperarte, vivo por esperarte. Incluso cuando llueve, todo me parece descomunalmente perfecto. Exactamente así de insolente…

Leer más

MÁS ALLÁ DEL MIEDO

De: Jarhat Pacheco   No era el sol. Ni la luna. Era más que eso, más que ver las estrellas en el mar. Era imperfecta, tan imperfecta que se odiaba, pero yo la amaba. Su mirada daba tantas vueltas por el espacio que me daban ganas de extrañarla, de necesitarla sin ningún motivo.   Contenía en su mirada el reflejo del universo entero porque lo observaba desde arriba. Era más grande que todo lo existente, más grande que la vida, más grande que los dioses, más grande que todos los te amo que le susurraba.   Y la acepté. Quise…

Leer más