RESEÑA DE “QUERIDO DIEGO, TE ABRAZA QUIELA” – ELENA PONIATOWSKA

“Si no vuelves, si no me mandas a llamar, no sólo te pierdo a ti, sino a mí misma, a todo lo que pude ser”.   Elena Poniatowska

FICHA TÉCNICA


Título: Querido Diego, te abraza Quiela.

Autor: Elena Poniatowska

Sello: Biblioteca Era

Páginas: 72

 

 

 

SINOPSIS 

Angelina Beloff, exiliada rusa, pintora incipiente, escribe desde el París de los años veinte, desde el frío y la pobreza, a Diego Rivera, su compañero durante diez años, a quien no ha podido seguir en su regreso a México. Angelina Beloff escribe cartas amargas que el pintor no responde. Una mujer delicada y suave es atraída hacia una experiencia de libertad, soledad y creación en que las fuerzas le faltan y hay que inventarlo todo. Es el tiempo de vanguardias, y la emancipación de las mujeres, las formas rotas: no hay modelos.

Elena Poniatowska ha recreado, en estas cartas imaginarias, el testimonio entrañable de una artista y amante en la encrucijada del tiempo nuevo. El tono suave recorta y sustenta aquí la pasión amorosa y la pasión creadora con un acento nuevo en la periodista y novelista que conocíamos: la precisión y la finura convocan en este libro brevísimo la fuerza concentrada de la pintura de caballete.

 

MI OPINIÓN 

Maravilloso, triste y perfecto. Me topé con la rudeza misma del amor no correspondido. En estas cartas pude verme a mí, y ver a otras tantas mujeres que se rompen día a día por desamor. O que se han despedazado por él. Querido Diego, te abraza Quiela, reúne la desgracia de una mujer abandonada e ignorada de una manera tan sutil y tan conmovedora, que no puedo decir más que esta serie de cartas se han convertido en la manera más brutal de hacerme entender la dependencia en la que muchas veces nos encerramos. Quiela, como firma las cartas Angelina, sufre de tal manera por Diego, que no puede ocultarlo de ninguna forma, ni siquiera en sus cartas.

Aunque casi todas las cartas escritas por Poniatowska son imaginarias, Angelina Beloff sí existió, y sí fue mujer de Diego durante diez años y sí tuvieron un hijo que no sobrevivió a la dura época; solamente la última carta es real.

Siento que aquí en este libro podemos ver mucho más allá del dolor de no ser correspondida, aquí se evidencia una dependencia desorbitante a Diego, al hombre que la abandona y la deja pasando hambre en París. A veces el amor enceguece, y a pesar de darse cuenta de que el abandono era más real que todo el mundo que conocía, prefería darle el beneficio de la duda. El desespero por verlo regresar, o de que él la mandara a buscar, fue tan alto, que se hizo sombra, la sombra de un hombre que destruía a las mujeres que se enamoraban de él.

Querido Diego, te abraza Quiela  es de esas pocas veces que sabes que el dolor puede ser escrito de manera magna y preciosa. Si tuviera que dar una votación de uno a cinco, definitivamente daría un cinco, y por eso a muchos les he recomendado este libro. Es corto, en tres días se termina. No duden en leerlo, no se van arrepentir, se los prometo.

Mi calificación:

♥ ♥ ♥ ♥ ♥

Sobre nosotros Jarhat Pacheco

Joven escritora colombiana.

2 comentarios

  1. Pingback: LIBROS QUE LEÍ EN EL 2016 – Jarhat Pacheco

  2. Pingback: MIS FRASES FAVORITAS DE «QUERIDO DIEGO, TE ABRAZA QUIELA» – Jarhat Pacheco

No olvides comentar...