RESEÑA «SOY ASESINO Y PADRE DE FAMILIA», Fabio Rubiano

 

 

Título: Soy asesino y padre de familia 

Autor: Fabio Rubiano

Sello: Seix Barral – Planeta

Páginas: 104

ISBN: 978-958-42-5640-9

Fecha de publicación: 06/02/2017

 

 

 

 

SINOPSIS

Intento de buen padre y fracaso de esposo responsable, Alejandro rastrea, interroga y desmiembra por orden de La Dirección a supuestos subversivos para tratar de corregir su camino. En la bodega de su casa guarda los restos de las víctimas que han pasado por la justicia de sus propias manos. Allí limpia con el mismo trapo la sangre que ellas han derramado y los regueros de pintura de su hija pequeña, que tiende a salirse de control. Pero él conserva la calma y se abstiene de la violencia, que por ahora reserva para sus labores de oficina.

Qué tan compleja y llena de matices o qué tan simple y común puede ser la vida de cualquier asesino es lo que nos plantea este texto que consigue crear un retrato estremecedor. Uno que hoy en día, en este mundo imprevisible y convulso, nos parece más cercano y revelador que nunca.

En este relato potente e inesperado, Fabio Rubiano explora un género diferente al teatro para poner de manifiesto, con el estilo contundente que lo caracteriza, un tema que atraviesa toda su dramaturgia: la narrativa del victimario. Con frases cortas y punzantes, como una ráfaga de verdades que no se pueden ignorar, el protagonista de esta historia da luces sobre las más hondas y sorprendentes contradicciones humanas.

 

 

 

En Soy asesino y padre de familia me encontré con un relato profundamente estremecedor. La contundencia de cada frase, y el modo frío del protagonista de expresar sus acciones, y de justificarse, me abrumó en toda la lectura. Leía y no me podía creer lo que estaba leyendo, como si me estuvieran contando una aberración, un accionar injustificable. Y de hecho lo era, el protagonista quien es padre de familia y quien se casó con su esposa solo porque no quería quedarse soltero para toda la vida, justifica de manera tan tranquila los castigos que le daba a quien infringía la moral correcta, que me obligó a pensar en la situación actual del país, y en cómo tantos dirigentes y tantos grupos armados han llegado a cometer actos injustificables justificándose en que es por un bien común.

 

 

Nuestro principal quien es un subordinado de la dirección, pero que tampoco es oficial del ejército ni de la policía, sino que hace parte de un grupo especial, es uno de los más importantes en la labor de impartir el orden cuando alguien está siendo inmoral. Básicamente secuestran a dicha persona, la torturan, la mutilan, y hasta sufre violaciones, y luego la liberan para que las demás personas aprendan la lección.

 

 

La lectura es punzante, te acorrala y te desespera. Temas como el racismo, la dualidad del ser, la doble moral, la hipocresía, son tocados de una forma tan cruel, tan real, que se refleja la convulsión catastrófica del ser humano. Fabio Rubiano en 100 páginas nos regaló algo que pocos autores logran aunque escriban más de 400 páginas, y eso se llama contundencia. Contundencia en las palabras, en la historia, en despertar emociones en el lector. Personalmente me sorprendió, cuando comencé a leer tenía dudas porque pensé que eran muy pocas páginas para una historia con un título tan grande, pero ahora considero que estuvo bien así, sin tanto relleno. Otro tema que quiero resaltar son las ilustraciones hechas por Santiago Guevara, me ha encantado, son escalofriantes. Recomiendo ampliamente este libro, es una lectura corta, entendida, reflexiva, sensible, controversial y podría seguir, pero prefiero terminar diciendo que definitivamente Soy asesino y padre de familia se ha convertido en mis mejores lecturas de este año.

 

 


 

 

 

 

Sobre nosotros Jarhat Pacheco

Joven escritora colombiana.

No olvides comentar...