OPINIÓN «PALABRAS QUE NUNCA TE DIJE», María Martínez  

 

Título: Palabras que nunca te dije

Autor: María Martínez

Sello: Titania

Páginas: 448

ISBN: 9788416327263

 

 

 

SINOPSIS

 «Existe un amor por el que merece la pena esperar y luchar».

Sara está a punto de cumplir los treinta y ya ha perdido la esperanza y la ilusión en un matrimonio que va a la deriva. Ha pasado demasiado tiempo ignorando su vida y sabe que no es feliz. Ya no existe la chica que perseguía sus sueños y en su lugar hay una mujer a la que apenas logra comprender.

Lo que Sara no sabe es que un suceso inesperado sacudirá su pequeño mundo por completo. Cuando Christina, su mejor amiga, le pida que viaje hasta un tranquilo pueblo de La Provenza para hacerse cargo de las reformas de un bonito Château que pretende convertir en un hotel.

Han pasado siete meses desde que los demonios de Jayden lo llevaron hasta Tullia y aún no ha conseguido enfrentarse a ellos. Mientras trata de recomponer su presente y asumir un doloroso pasado, se gana la vida haciendo chapuzas para los vecinos del pueblo. Amable, divertido, y con una personalidad encantadora, se ha convertido en ese amigo al que todos recurren para solucionar sus problemas.

Una casualidad, o puede que el destino, une las vidas de Sara y Jayden. Dos almas rotas que, sin darse cuenta, empiezan a necesitarse para sobrevivir.

Comienza el verano y, entre campos de lavanda, estrellas fugaces y luciérnagas, ambos descubrirán que, quizá, merezcan una segunda oportunidad.

 

 

 

Romperte, hacerte añicos, enamorarte, indignarte, debilitarte, enfermarte, curarte, fortalecerte, y salvarte: eso hace Palabras que nunca te dije. No quiero hablar de lo mucho que amé y menos de lo mucho que odié a esta historia, pero lo haré obligada, en pro de mi salud mental (no es cierto, hago drama).

Tenemos a nuestra principal, Sara, que es una mamasita; bella por dentro y por fuera, pero tiene su espíritu en el suelo gracias a su esposo que solo la ve como un objeto decorativo. Se casó demasiado joven con un hombre unos años mayor que ella, y al hacerlo, aplastó y enterró a la chica soñadora que quería comerse al mundo para darle puerta abierta a una mujer inconforme e insatisfecha en su matrimonio. Atrapada en una vida de la que no quiere salir, su mundo da una vuelta para dejarla completamente desubicada. Su esposo es un idiota y ella una mujer que no ve salidas ni salvaciones a su vida hasta que conoce a Jayden.

Jayden es un hombre diez. También tiene sus demonios dentro, pero es buen tipo, divertido y bondadoso, además de papasito. A pesar de tener su carrera militar, ha decidido quedarse en un pueblo de Francia trabajando en todo tipo de cosas para los habitantes del mencionado pueblo. Esto lo hace como una forma de escape, o de escondite. Cuando creía que ya su ser no encontraría paz, se topa con Sara y todo su mundo da giros enloquecidos.

Sara ha llegado a La Proveza a pedido especial de su mejor amiga quien necesita a alguien que lidere la reconstrucción de su Château, y aunque no quería hacerlo para no dejar a su hijo justo en vacaciones, además de por miedo a su esposo, lo hace sin tener una mínima idea de lo que podría encontrar. Y se encuentra nada más y nada menos que al hombre que la desarmará por completo para encontrarse con una renovada Sara.

Es todo lo que me atrevo a contar sobre de qué va la historia, pero les aseguro que se pone tan buena que la van a odiar y a amar con todas sus fuerzas. Es de esas historias que te hacen querer aventar el libro por la ventana pero salir corriendo inmediatamente porque necesitas saber cómo rayos continuará. Y es bueno, en serio, es bueno que sea así.

Palabras que nunca te dije te enloquece, de desestabiliza, pero también te da paz. Acepto que algunos argumentos no me convencieron, pero otros, los amé. Aunque es un tema personal, uno a veces quiere que sucedan otro tipo de cosas, y es completamente entendible.

Mi personaje favorito sin duda fue Jayden. Y lo digo por su firmeza, por su perseverancia, por su forma de salvarse. Sara sinceramente me estresó en muchas ocasiones. Entiendo que estaba en una situación muy compleja, pero vamos, tenía unos pensamientos testarudos.

La historia comienza pausada, conociendo el drama y la miseria interior que vive Sara en su matrimonio, pero luego nos revienta los sesos y no sabes cómo salvarte de la destrucción que se acerca, porque sí, el libro te convierte en una analítica profesional de teorías casi que conspiratorias. Empiezas a suponer, a deducir, a sacar posibles opciones, y ninguna sale. Todas son completamente inesperadas.

Lloré horrores. Los personajes o los amas demasiado o los odias demasiado. Y ni qué hablar de las situaciones, de las decisiones. Ay, es que me acuerdo y ya me da el no sé qué. Siempre me mantuvo en un vaivén de emociones que nadaban en mis lágrimas.

Si me lo preguntan, claro que lo recomendaría, y especialmente, porque por casualidad, conocí a una mujer que pasa por una situación similar, y ella me ha dicho que se siente muy identificada. Que se siente muy Sara. Normalmente hablo de los libros que leo explicándoles cómo me pareció el desarrollo de la trama, los personajes, la pluma, el final, en fin, todo, pero preferí hablar desde mis emociones, así que si no has leído Palabras que nunca te dije hazlo de una jodi…buena vez.

 

Sobre nosotros Jarhat Pacheco

Joven escritora colombiana.

No olvides comentar...

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.