OPINIÓN SOBRE «CARAVAL», Stephanie Garber

 

 

Título: Caraval

Autor: Stephanie Garber

Sello: Planeta

Páginas: 432

ISBN: 978958426220-2

 

SINOPSIS

Scarlett Dragna nunca ha abandonado la pequeña isla en la que ella y su hermana Tella viven bajo la vigilancia de su estricto y cruel padre. Desde hace años Scar sueña con asistir a la celebración anual de Caraval, unos legendarios juegos que duran una semana y en los que la audiencia participa para ganar el Gran Premio. Caraval es magia, misterio y aventura. Y para Scarlett y su hermana representa la libertad y poder huir de su padre. Ahora que está a punto de casarse con un hombre al que nunca ha visto, Scar cree que su sueño nunca se cumplirá. Pero justo dos semanas antes de la boda recibe las tan ansiadas invitaciones a los juegos. Sin embargo, una vez allí nada sale como espera: Legend, el Maestro de Caraval, secuestra a Tella y Scarlett se verá obligada a entrar en un peligroso juego de amor, sueños, medias verdades y magia en el que nada es lo que parece. Real o no, sólo dispone de cinco noches para descifrar todas las pistas que conducen hacia su hermana, o ésta desaparecerá para siempre…

 

Caraval, de primera mirada, nos promete una historia aparentemente épica. De esas en las que tu cabeza vuela y explota en el cielo. De las que te hacen alucinar y querer entrar en las páginas para hacerte parte del juego y de la magia que nos promete. Pero lamentablemente para mí no lo fue.

La sinopsis es un gran acierto, sin duda alguna. Te asegura una experiencia inolvidable, y de hecho lo es, pero en mi caso particular fue una experiencia desastrosa. Incluso la portada es muy atractiva para alguien como yo, pero como bien se sabe, la portada y la sinopsis no lo son todo para un libro, así que bajo esta línea, intentaré hablarles un poco de lo que va.

Scarlett y Tella son dos hermanas que viven bajo el yugo de un padre maltratador que no les permite salir de la isla donde viven, y que además las controla a base de maltratos verbales como físicos. Sus castigos son crueles, y ellas desde niñas, basadas en las historias de su abuela, sueñan con poder conocer a Caraval, que es algo así como una caravana mágica de circo. Scarlett se casará con un hombre que no conoce solo porque él representa la tan anhelada libertad para ella y su hermana, pero a pocos días de la boda, recibe unas invitaciones para ir a la isla Caraval, y bajo la presión de su hermana Tella, van a dicha isla aun a riesgo de no poder llegar a tiempo para su boda. A partir de esto, se desencadenan unos sucesos que convierten la estadía de Scarlett en la isla no el sueño que imaginó, sino una pesadilla de las peores. La isla Caraval es gobernada por el maestro Legend, quien es un misterio total porque nadie conoce su rostro pero sí conocen de su magia. Es todo lo que me atrevo a decir porque con la decepción que me he llevado, termino contando demasiado.

La narración siento que es bastante simple. Y con simple no me refiero a ese tipo de narraciones que se leen y entienden muy bien y rápido y que son excelentes, de aquellas con las que conectas inmediatamente. Aquí con simple me refiero a que me sentí leyendo algún cuento escrito por alguien que no es escritor. Además que en las descripciones sentí que la autora nos dijo mucho de muchas cosas pero de lo que realmente debió hablar, no dijo demasiado. No sé si fue que lo leí mal o qué, pero para mí fue un libro aburrido, abrumador, y sobre todo, muy estresante.

Sobre los personajes no sé qué decir. Es la cosa más patética del mundo. No hubo ni siquiera un personaje con el que pudiera conectar y entender. Solo uno, Julian, fue quien logró a rasgos pequeños hacerme sentir algo con la lectura, pero no demasiado. Scarlett, nuestra principal es tan desesperante y tan patética que no quiero ni recordarla porque me estreso de nuevo. Tella es la que lleva la peor parte, y con lo que se lee al final, definitivamente es la que más me molestó. En realidad hay muchos personajes por todos lados, pero ninguno sin mayor aporte. Aquí nadie es real, aquí nadie es lo que parece. No sabes si alguno está siendo bueno o malo.

El final digamos que fue más o menos interesante, te cambia un poco la perspectiva de todo el libro, pero personalmente creo que hay que juzgar todo el libro. Y si el 95% del libro fue pésimo, no voy a decir que fue bueno solo porque el último 5% fue más o menos interesante. Lo que me agradó del final es que te abre las puertas a la continuación de la bilogía, y por todos los dioses que deseo que en verdad sea mejor, que con esa conclusión y con todas las revelaciones que hubo, algo milagrosamente potente se venga en el segundo.

Caraval no me contó algo que me emocionara. Todo el tiempo estuve cuestionándolo, pegando saltos de desespero, incluso sugiriendo más giros. Porque vamos, el libro se hace repetitivo y no te está contando nada más que la quejadera y las dudas de la protagonista. ¿Ven? Ya me alteré. Personalmente no me gustó Caraval, pero sí quiero leer la continuación por una especie de esperanza rezagada, o que sé yo, llámenlo como quieran, pero quiero creer que todos podemos ser mejores cada vez.

 

Sobre nosotros Jarhat Pacheco

Joven escritora colombiana.

No olvides comentar...