INFINITA

 

Soy infinita en tu nombre;

incluso cuando no estás,

todo me parece perfecto.

Los capullos que todavía no florecen

me hablan de ti.

La mañana que se asoma en mi ventana

me consuela, pienso que tal vez

el amor no es siempre sólido y constante.

A veces llueve, a veces sale el sol.

Este frío todavía

me transporta a los besos

que habitarán en mi boca.

Me engullo en un sueño

en el que me he vaciado de todo temor;

no sufro por esperarte,

vivo por esperarte.

Incluso cuando llueve,

todo me parece descomunalmente perfecto.

Exactamente así de insolente

es el amor que rezo en tu nombre.

 

 

Sobre nosotros Jarhat Pacheco

Joven escritora colombiana.

No olvides comentar...