ERES PERFECTA E IMBATIBLE

ERES PERFECTA A mi sobrina Oriana Eres la luz que aun en medio de mis sombras siempre quiero mirar. Cuando estoy a punto de caer al precipicio, eres tú quien me sostiene y me salva. Me elevas tan alto que sé que tocar el cielo es tocarte a ti, y…

Lee más

ÚNICO 14 DE FEBRERO, Jarhat Pacheco

ÚNICO 14 DE FEBRERO, Jarhat Pacheco Para Romi Era demasiado inocente para entenderlo. Era una niña con tu rostro grabado en el corazón. No sabía de promesas ni de infinidades amando a una misma persona, pero te encontré sin saber que te había encontrado. Crecí con tu nombre latiendo desesperadamente,…

Lee más

Besarte – Poema Jarhat Pacheco

  Besarte fue la puta cosa más peligrosa que hice en mi vida, pero no me arrepiento un solo segundo de haberme fundido en tus brazos como si ese tal peligro que nos acechaba no existiera.   Me entregué tan nerviosamente a ti, que no olvido cómo me temblaban las…

Lee más

LO ADIVINÉ, poema Jarhat Pacheco

LO ADIVINÉ De pronto lo adiviné como quien descubre por suerte o por casualidad el secreto mejor guardado del mundo, y aunque quizás no llegara a interpretarlo de la forma correcta, solo me atreví a cerrar los ojos asumiendo que el pasado había desaparecido para mí. Ya no importaban las…

Lee más

EXCUSAS – Poema

  Hola, cariño (?)… te escribo porque tal vez no puedas escucharme, porque tal vez mi boca ya no prefiera hablarte. Te escribo porque te busqué y mis manos estuvieron vacías: no llegaste a tiempo para impedir que te olvidara.   Tenía la certeza de que te extrañaría hasta que…

Lee más

TODAVÍA BUSCO EL AMOR – Poema

  Todavía busco el amor, aunque se me revienten los sesos maldiciéndolo. Mi problema, la desilusión der ser quien soy, es que amo defectuosamente. Amo demasiado, amo con angustia, amo como si me persiguiera un alud de tierra a mi espalda. No puedo no sentir el tiempo que se acuesta…

Lee más

PARTIDA EN DOS

Me gustaría verte, una vez más, para susurrarte que fuiste quien llenó todos mis espacios en blanco.   Demasiadas cosas y ninguna de ella eres tú. Te busco como quien sabe que pierde su tiempo, pero dicen que nada puede ser peor que quedarse en la banca sin intentar encontrar…

Lee más