ÚNICO 14 DE FEBRERO, Jarhat Pacheco

ÚNICO 14 DE FEBRERO, Jarhat Pacheco Para Romi Era demasiado inocente para entenderlo. Era una niña con tu rostro grabado en el corazón. No sabía de promesas ni de infinidades amando a una misma persona, pero te encontré sin saber que te había encontrado. Crecí con tu nombre latiendo desesperadamente, ahogándome con una promesa secreta de encontrarnos nuevamente para ser todo aquello que el cielo nunca creyó. Fui tuya en cada primavera, en cada lluvia, en cada año, en cada tiempo escondiéndome de la verdad. Tú me transformaste la vida, tú me volcaste la existencia. Te amé desde siempre, te…

Leer más

Besarte – Poema Jarhat Pacheco

  Besarte fue la puta cosa más peligrosa que hice en mi vida, pero no me arrepiento un solo segundo de haberme fundido en tus brazos como si ese tal peligro que nos acechaba no existiera.   Me entregué tan nerviosamente a ti, que no olvido cómo me temblaban las piernas cuando todavía no me tocabas un pelo.   Y me besaste.   Me besaste y fui por ti como una chiquilla demasiado débil pero valiente. Pero enamorada.   Y perdón, pero nadie me explicó que lo prohibido se convierte en un no me importa tu jodido mundo cuando te…

Leer más

Antes de navidad – I

  Caballero,   En mi mente tengo claro que no tiene sentido, tengo calculado el tamaño de lo innecesario de escribirte, de lo intenso, y sobre todo, el tamaño de mi gran debilidad al hacerlo. No espero que me entiendas, incluso temo que termine amputándome las manos, pero en el fondo sé que no lo haré porque soy demasiado tonta para negarme a esto, a esto que no sé cómo se llama, pero que tiene que ver completamente con mi voluntad perdiéndose ante tu recuerdo. Se acerca navidad y cada navidad es un recuerdo latente de que te conocí, de…

Leer más

LO ADIVINÉ, poema Jarhat Pacheco

  LO ADIVINÉ   De pronto lo adiviné como quien descubre por suerte o por casualidad el secreto mejor guardado del mundo, y aunque quizás no llegara a interpretarlo de la forma correcta, solo me atreví a cerrar los ojos asumiendo que el pasado había desaparecido para mí.   Ya no importaban las huellas dejadas en el camino, ahora solo me restaba recibirte para crear un nuevo mundo, y sí, quizás para romperme de nuevo porque lo que me dabas en ese presente era habitado por todas aquellas cosas que necesitaba, aquellas cosas que siempre soñé pero que siempre fueron…

Leer más

NO IMPORTA, Jarhat Pacheco (Poema)

NO IMPORTA   Me aferro a mí y a mi intensa necedad de seguir aunque se rompan los huesos del destino.   Dejo que el agua corra, que fluya cada recuerdo en mi carne, que me estropeé, que me amase, que me estruje, que me deje mil moretones en el corazón;   no importa, yo sigo aquí, dando el alma.   Me permito dolerme, ser parte de una ira honda, de una desesperación profusa;   no importa, quiero pasar por esto, necesito vivirme así, iracunda, triste, vacía, desolada y confusa.   Créelo, duele como si te cayeran encima cientos de…

Leer más

NO ME PREGUNTES, Jarhat Pacheco (poema)

NO ME PREGUNTES   No me preguntes que no lo sé.   No te lo explico porque mi corazón es torpe, no sabe hablar, no sabe hacer señas, ni siquiera es capaz de hacerte un dibujo lo suficientemente entendible para que entiendas este fuego oscuro que funde todo mi ser.   No hay una forma de explicarlo, no hay una forma de sacar palabras en donde lo único que hay son nudos y lágrimas.   Te fuiste y todo es demasiado ruin.

Leer más

MI DESIERTO, Jarhat Pacheco (Poema)

MI DESIERTO   Y quisimos ser lluvia aunque sabíamos que la sequía era inminente, aunque sabíamos que te irías y que yo, tal vez, moriría de pena y de sed.   Pero sigo viva.   Ya no más sed, ya no más pena. Ya no más tu abandono aquí. Ya no más tu desierto en mí.   Quisimos ser lluvia aunque estábamos secos.   Te fuiste huyendo de lo que no éramos, entonces también hui, pero a muy dentro de mí, y lloví:   fui diluvio dentro de mi propio desierto.

Leer más

EXCUSAS – Poema

  Hola, cariño (?)… te escribo porque tal vez no puedas escucharme, porque tal vez mi boca ya no prefiera hablarte. Te escribo porque te busqué y mis manos estuvieron vacías: no llegaste a tiempo para impedir que te olvidara.   Tenía la certeza de que te extrañaría hasta que el paso del tiempo se hiciera evidente en mi rostro, creí que te esperaría hasta que mis pies no me sostuvieran y debiera sentarme a llorar agotada por tu ausencia. Incluso creí que un día me olvidaría de mi nombre pero jamás del tuyo.   Inventé formas, figuras extrañas de…

Leer más

CARTA A MI QUERIDA YO

  Querida yo: Sé que no es fácil entender que te esté escribiendo, a ti, a la mujer que soy, a la mujer en la que te has convertido, pero repentinamente he tenido la necesidad de decirte esas cosas que nadie te ha dicho; a veces es tan solo el camino, que necesitas encontrar la fuerza en alguien, y muchas veces, ni siquiera ese alguien eres tú, querida yo. No te juzgo, sé que has tenido una vida vestida de ausencias, aprendiendo a ser, a estar, a callar, sin saber exactamente por qué. ¿Por qué a ti, querida yo? ¿Por…

Leer más

¿QUÉ HA PASADO CON MI NOVELA? MI EXPERIENCIA QUERIENDO PUBLICAR

La sensación de derrota, de frustración, de inutilidad, fue tremenda.   Muchísimos de ustedes me están preguntando qué ha pasado con mi novela, que cuándo podrán leerla, que si ya firmé contrato, entre otras preguntas del mismo estilo, y para mi propia decepción, no tengo la respuesta a sus interrogantes. Si les soy sincera, después de mi traumática experiencia al haber firmado contrato para publicar mi poemario con una editorial que me prometió el cielo pero que me dio un duro golpe en el suelo, me prometí que no iba a intentar nunca más publicar un libro. No sé cómo…

Leer más

EL ARTE DE SOBREVIVIR CUANDO TUS ALAS SE ESTÁN ROMPIENDO

Tu miedo es explosivo…   No se necesita demasiado raciocinio para entender que el vuelo se hace débil, y que por alguna razón, esas alas enormes de las que te enorgullecías, se rompen como papel viejo. El miedo a caer es atroz; tan atroz que el cuerpo tiembla y grita sin que nadie conciba escuchar sus suplicas. Sabes que estás cayendo, sabes que te estás dejando caer. Tu miedo es explosivo, lo sabes; lloras porque tu cabeza es un nido de horribles aves que se ríen de tu fracaso. Has fracasado, y tus alas no dejan de romperse. Lloras y…

Leer más

IRENE TIENE OJOS TRISTES – CAPÍTULO 4

  Irene y un nuevo terapeuta   Hay momentos en la vida que te definen más que otros. Hay momentos que te marcan con hierro y fuego, y aprendes, y entiendes que no volverás a ser igual que antes, entiendes que las oportunidades se hacen escasas y que, tal vez, inconscientemente, ignoras a las pocas que te quedan. —Éramos muy pequeños, demasiado inocentes para entender el dolor, demasiado niños para asimilar un alma completamente despedazada. Las tragedias son impredecibles, y nunca sabes con exactitud qué tanto se marcará tu existencia. Yo pude ser una niña normal, una adolescente feliz y…

Leer más

EL CRUJIDO DE MI VIDA ROMPIÉNDOSE

Solamente existe el eco de un nombre que se oye como el crujido de mi vida rompiéndose.    Desde lo más profundo de mi conciencia, sabía que no lo iba a olvidar. No lo olvidaría, pero aun así, le dije que se alejara de mi vida, y sin cuestionarme, se fue. No sé qué esperaba, tal vez que me dijera “estás loca, pero te amo y no me voy”. Tenía muy presente que era una tontería decirle que lo olvidaría como se olvidan las llaves dentro de casa. En realidad era una mala metáfora, porque de una u otra manera,…

Leer más

TODAVÍA BUSCO EL AMOR – Poema

  Todavía busco el amor, aunque se me revienten los sesos maldiciéndolo. Mi problema, la desilusión der ser quien soy, es que amo defectuosamente. Amo demasiado, amo con angustia, amo como si me persiguiera un alud de tierra a mi espalda. No puedo no sentir el tiempo que se acuesta arriba de mi cuerpo: siento su respiración sobre mi rostro, me susurra que envejezco, que mi alma se agota, que me apresure, y entonces me desespero para entregarme a la idea de amar sin importar qué. Y lo hago, pero cada vez duele peor. Entrego un amor defectuoso porque ya…

Leer más