EXCUSAS – Poema

  Hola, cariño (?)… te escribo porque tal vez no puedas escucharme, porque tal vez mi boca ya no prefiera hablarte. Te escribo porque te busqué y mis manos estuvieron vacías: no llegaste a tiempo para impedir que te olvidara.   Tenía la certeza de que te extrañaría hasta que el paso del tiempo se hiciera evidente en mi rostro, creí que te esperaría hasta que mis pies no me sostuvieran y debiera sentarme a llorar agotada por tu ausencia. Incluso creí que un día me olvidaría de mi nombre pero jamás del tuyo.   Inventé formas, figuras extrañas de…

Leer más

CARTA A MI QUERIDA YO

  Querida yo: Sé que no es fácil entender que te esté escribiendo, a ti, a la mujer que soy, a la mujer en la que te has convertido, pero repentinamente he tenido la necesidad de decirte esas cosas que nadie te ha dicho; a veces es tan solo el camino, que necesitas encontrar la fuerza en alguien, y muchas veces, ni siquiera ese alguien eres tú, querida yo. No te juzgo, sé que has tenido una vida vestida de ausencias, aprendiendo a ser, a estar, a callar, sin saber exactamente por qué. ¿Por qué a ti, querida yo? ¿Por…

Leer más

¿QUÉ HA PASADO CON MI NOVELA? MI EXPERIENCIA QUERIENDO PUBLICAR

La sensación de derrota, de frustración, de inutilidad, fue tremenda.   Muchísimos de ustedes me están preguntando qué ha pasado con mi novela, que cuándo podrán leerla, que si ya firmé contrato, entre otras preguntas del mismo estilo, y para mi propia decepción, no tengo la respuesta a sus interrogantes. Si les soy sincera, después de mi traumática experiencia al haber firmado contrato para publicar mi poemario con una editorial que me prometió el cielo pero que me dio un duro golpe en el suelo, me prometí que no iba a intentar nunca más publicar un libro. No sé cómo…

Leer más

EL ARTE DE SOBREVIVIR CUANDO TUS ALAS SE ESTÁN ROMPIENDO

Tu miedo es explosivo…   No se necesita demasiado raciocinio para entender que el vuelo se hace débil, y que por alguna razón, esas alas enormes de las que te enorgullecías, se rompen como papel viejo. El miedo a caer es atroz; tan atroz que el cuerpo tiembla y grita sin que nadie conciba escuchar sus suplicas. Sabes que estás cayendo, sabes que te estás dejando caer. Tu miedo es explosivo, lo sabes; lloras porque tu cabeza es un nido de horribles aves que se ríen de tu fracaso. Has fracasado, y tus alas no dejan de romperse. Lloras y…

Leer más

IRENE TIENE OJOS TRISTES – CAPÍTULO 4

  Irene y un nuevo terapeuta   Hay momentos en la vida que te definen más que otros. Hay momentos que te marcan con hierro y fuego, y aprendes, y entiendes que no volverás a ser igual que antes, entiendes que las oportunidades se hacen escasas y que, tal vez, inconscientemente, ignoras a las pocas que te quedan. —Éramos muy pequeños, demasiado inocentes para entender el dolor, demasiado niños para asimilar un alma completamente despedazada. Las tragedias son impredecibles, y nunca sabes con exactitud qué tanto se marcará tu existencia. Yo pude ser una niña normal, una adolescente feliz y…

Leer más

EL CRUJIDO DE MI VIDA ROMPIÉNDOSE

Solamente existe el eco de un nombre que se oye como el crujido de mi vida rompiéndose.    Desde lo más profundo de mi conciencia, sabía que no lo iba a olvidar. No lo olvidaría, pero aun así, le dije que se alejara de mi vida, y sin cuestionarme, se fue. No sé qué esperaba, tal vez que me dijera “estás loca, pero te amo y no me voy”. Tenía muy presente que era una tontería decirle que lo olvidaría como se olvidan las llaves dentro de casa. En realidad era una mala metáfora, porque de una u otra manera,…

Leer más

TODAVÍA BUSCO EL AMOR – Poema

  Todavía busco el amor, aunque se me revienten los sesos maldiciéndolo. Mi problema, la desilusión der ser quien soy, es que amo defectuosamente. Amo demasiado, amo con angustia, amo como si me persiguiera un alud de tierra a mi espalda. No puedo no sentir el tiempo que se acuesta arriba de mi cuerpo: siento su respiración sobre mi rostro, me susurra que envejezco, que mi alma se agota, que me apresure, y entonces me desespero para entregarme a la idea de amar sin importar qué. Y lo hago, pero cada vez duele peor. Entrego un amor defectuoso porque ya…

Leer más

PARTIDA EN DOS

  Me gustaría verte, una vez más, para susurrarte que fuiste quien llenó todos mis espacios en blanco.   Demasiadas cosas y ninguna de ella eres tú. Te busco como quien sabe que pierde su tiempo, pero dicen que nada puede ser peor que quedarse en la banca sin intentar encontrar lo que se quiere.   Qué difícil se me hace el amor, y qué difícil amarte sin saber dónde estás.   Deseo olvidar las lágrimas, y las flores secas que dejo a mi paso, pero me estoy caducando;   me dejo tragar al centro de la tierra y me…

Leer más

POEMA: MUTANTE

  No es que dejes de querer. El cariño a veces se transforma; lo que ayer fue una rosa blanca hoy puede ser una negra. Sí te quiero, pero ya no estás del mismo lado de mi corazón, ahora te pasaste al lado oscuro, donde están las cosas que duelen.   Dicen que las personas se te salen de adentro, pero tú no, estás en mí, te quiero, te quiero pero ya no como antes. Hoy mi cariño se ha transformado; ha mutado de forma despreciable.   Si deseas recibir más artículos como este, suscríbete con tu correo electrónico. Recuerda que…

Leer más

IRENE TIENE OJOS TRISTES – CAPÍTULO 3

  Desde la voz de Irene El tiempo cobra venganza una vez más. Tengo trece años y Juan me ha traicionado. Me fui una semana a casa de la abuela y regreso para encontrarlo leyendo libros con una mona insípida. ¿A caso quién es ella? Corro muy rápido. Esa era nuestra roca. Ese era nuestro lugar secreto. Pero ya no. Sigo corriendo. Brota desesperada el agua del alma, como le llama la abuela. Estoy invadida de tristeza. Juan era mío, mi amigo, lo sería para siempre. Ahora ya no. Escucho el sonido de mi corazón cuando se rompe. Ese sonido…

Leer más

IRENE TIENE OJOS TRISTES – CAPÍTULO 2

  — Sabes hija, el problema somos nosotros. El amor está en tiempo de crisis. Ya nadie está dispuesto a entregarse en sacrificio por él. ¿Y sabes por qué? ¿Sabes por qué estás así? — Irene la escuchaba fingiendo desinterés, pero al contrario de lo que demostraba, estaba atenta a su madre. Esa señora era como su sumo sacerdote, a ese que todos escuchan con la certeza de que proporcionará las respuestas buscadas. — Estás así porque eres egoísta contigo misma, porque no estás dispuesta a ofrecerte más de lo que hay en este encierro al que te has sometido….

Leer más

IRENE TIENE OJOS TRISTES – CAPÍTULO 1

  Su vida no era otra cosa que un accidente. Estaba en su cama, escuchando la lluvia caer, y le parecía que el agua que se estrellaba en su techo eran las lágrimas de alguien supremo, lágrimas de alguien que lloraba desconsoladamente por haberla mandado al mundo a sufrir. Al menos alguien estaba arrepentido de lanzarla al mundo sin defensas. Suspiró. A veces se sentía menos abandonada cuando se dedicaba a imaginar los golpes de pecho que las tejedoras del destino se daban al saberla tan derrotada y tan acabada. Definitivamente, su vida era un accidente, pensaba llorando en silencio….

Leer más

INEXISTENTE

De: Jarhat Pacheco   Vaga en mi mente el recuerdo de la mujer que nunca fui.   Soy evanescente, me diluyo con el viento. Mujer invisible. Mujer rota. Mujer intocable como el humo.   Me levanto de la cama como un fantasma. Imaginaria, hecha de aire y de polvo. Mujer invisible. Así soy.   Existo sólo en mis pensamientos, y no en los de nadie más.  

Leer más