OPINIÓN «LAS HIJAS DEL CAPITÁN», María Dueñas

SINOPSIS

Nueva York, 1936. La pequeña casa de comidas El Capitán arranca su andadura en la callecatorce, uno de los enclaves de la colonia española que por entonces reside en la ciudad. La muerte accidental de su dueño, Emilio Arenas, obliga a sus hijas veinteañeras a asumir las riendas del negocio mientras en los tribunales se resuelve el cobro de una prometedora indemnización. Abatidas y acosadas por la urgente necesidad de sobrevivir, las temperamentales Victoria, Mona y Luz Arenas se abrirán paso entre rascacielos, compatriotas, adversidades y amores, decididas a convertir un sueño en realidad.

Con una lectura tan ágil y envolvente como conmovedora, Las hijas del Capitán despliega la historia de tres jóvenes españolas que cruzaron a la fuerza un océano, se asentaron en una urbe deslumbrante y lucharon con arrojo para encontrar su camino: un tributo a las mujeres que resisten cuando los vientos soplan en contra, y un homenaje a todos aquellos valientes que vivieron la aventura a menudo épica y casi siempre incierta de la emigración.

MI OPINIÓN

Casi todos los momentos suelen ser bastante poco convenientes para morir.

Había pospuesto esta lectura como quien deja su postre favorito para el final. Le tenía muchas ganas a este libro, pero por una u otra razón, terminaba asegurándome a mí misma que convendría leerlo después. Y ese después llegó. Aprovechando que octubre es el mes de #LeoAutorasOct, quise no desaprovechar la oportunidad. Tenía la excusa perfecta. Y aunque no es una novedad reciente, sí que es un bestseller.

Es la primera vez que leo a la autora. Sé de su éxito con anteriores obras, pero el destino quiso que conociera su pluma con «Las hijas del capitán».

Amo los libros de temas familiares y fondo histórico. Pero sobre todo, esos libros que te muestran las peripecias de las familias para salir adelante en medio de un mundo que se lo pone todo en contra. Y básicamente, eso es lo que «Las hijas del capitán» nos narra. Y no es solo contarnos los problemas de la familia, sino hacernos sentir que somos parte del contexto y que también vivimos la misma historia y padecimiento.



Mientras la cosa se va resolviendo, en vez de compadecerse de ustedes mismas o soñar con hombres que nunca van a quererlas, ¿qué tal si se ponen a trabajar?

Remedios es la mujer de un Emilio Arenas que poco ha hecho acto de presencia en la vida de sus hijas. Este hombre ha sido siempre un viajero, picando suerte aquí y allá alrededor del mundo. De esa unión nacen tres hijas un tanto desprendidas de su padre. Viven en España sobreviviendo a duras penas, y siendo las hijas ya unas adultas, su madre siente que no sabe cómo encaminarlas por el buen rumbo de la vida. Culpa a su marido por no estar presente y por no echar raíces en un solo lugar. Emilio, cuando por fin decide asentarse, lo hace en Nueva York, asumiendo las riendas de un negocio en apariencia poco prospero. Decide llevar a su familia consigo porque por fin se ha cansado de ir de un lugar a otro.

Lea Opinión El Sol y sus flores

A partir de que su mujer e hijas llegan a Nueva York, comienza la familia a intentar encajar en una ciudad con un idioma distinto. Las hijas enojadas porque viajaron contra su voluntad, la madre angustiada porque no sabe cómo ajustarse a la nueva vida. Cuando por fin las hijas parecen colaborar con el restaurante de su padre, acontece una tragedia para acabar con toda posibilidad y esperanza de un futuro próspero. Las hijas, y madre, solas, deben enfrentarse a una Nueva York que prometo tragárselas vivas.

Lo siguiente que estas mujeres deben vivir es horrible en escalas máximas. Tragedia tras tragedia. Tras pies por doquier. Enemigos ganados inocentemente. Juntas, las tres hermanas asumen el mando del negocio familia a expensas de tener todo en contra.

Sentía en los huesos una abismal soledad.

Encontramos amores prohibidos, violencia doméstica, violaciones, amores pasionales y amores ingenuos. Lo que más me ha gustado de esta novela, es su calma y al tiempo, su tormenta. Es que la vida es así. Por momento, todo parecía ir tranquilo, pero en el fondo, como lectora, sabía que algo espantoso se avecinaba.

El tema de las parejas, de los amores, lo leí muy creíble. No me parecieron forzadas por la autora. La historia, tuvo mucho sentido, lo que le da un valor agregado. A veces sucede que lees un libro y las parejas y sus vivencias parecen irreales. Así que mirándolo por ese lado, esta lectura me hizo vivir una experiencia real.

«Las hijas del capitán» es poco predecible. Y también es ingeniosa en su argumento, además de realista. Aquí la autora no nos contó algo descabellado, al contrario, cada suceso en muy verosímil. Razón por la que este libro me ha gustado tanto. Me sentí siendo testigo de las tragedias de alguna conocida, o escuchando las anécdotas de tantas personas que se han visto obligadas a emigrar y a sobrevivir en tierras ajenas.

Sobre nosotros Jarhat Pacheco

Joven escritora colombiana.

No olvides comentar...

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.