OPINIÓN «LA FORMA DEL AGUA», Guillermo del Toro/Daniel Kraus

 

Título: La forma del agua

Autor: Guillermo del Toro/Daniel Kraus

Sello: Umbriel

Páginas: 384

ISBN: 978-84-92915-99-6

 

 

SINOPSIS

El visionario cineasta Guillermo del Toro y el renombrado autor Daniel Kraus combinan su formidable talento en una historia de amor tan conmovedora como fascinante.

“La forma del agua” está ambientada en la ciudad de Baltimore en plena Guerra Fría, en el centro de investigación aeroespacial Occam, al que hace poco ha llegado un ser tan extraordinario como potencialmente valioso: un hombre anfibio capturado en el Amazonas. Lo que sigue es una emotiva historia de amor entre este ser y una de las mujeres de la limpieza en Occam, quien es muda y se comunica con la criatura por medio del lenguaje de signos.

Desarrollada desde el primer momento como un rompedor lanzamiento simultáneo –una misma historia recreada por dos artistas en los medios independientes de la literatura y el cine–, “La forma del agua” entreteje la fantasía, el terror y el género romántico a fin de crear un relato que resulta tan trepidante en el papel como en la gran pantalla.

Prepárate para una experiencia distinta a todo cuanto has leído o visto.

 

La monotonía, sin embargo, bien podría ser el depredador selvático más taimado y mortífero de todos.

 

La forma del agua nos ubica en los años sesenta, en Baltimore, en donde existe un laboratorio en el que Estados Unidos realiza experimentos a favor de sus avances militares. Richard Strickland, un obsesivo y demente militar, es enviado a misión al amazonas para capturar a lo que parece ser una hombre amfibio. A partir de la exitosa captura luego de meses internado en la selva, Strickland va perdiendo el sentido común por su obsesión con la guerra y lo vivido en el amazonas. Cuando la criatura es ubicada en el laboratorio Occam,  en Baltimore, es forzada a soportar diversidad de experimentos sumiendo su existencia en algo triste, hasta que aparece Elisa Esposito, una empleada de la limpieza que es muda, y le hace recuperar la vitalidad perdida. Elisa, en contra de las ordenes, descubre lo que se esconde en el laboratorio creando un vínculo especial con la criatura arriesgando incluso su vida por salvarlo.

Lo dicho anteriormente es una idea general de la fascinante historia de La forma del agua. No tenía demasiadas expectativas sobre el libro porque había mucho ruido sobre él, y a veces, eso suele ser mala señal, pero no fue este un caso de esos. La forma del agua es hipnotizante de manera especial. Cuida cada detalle, los argumentos se entienden, cada situación o pensamiento de los personajes tiene un sentido justo. Podría decir que solo un diez porciento del libro lleva diálago, pero para nada me incomodó porque la forma narrativa era justa y precisa. Aquí nada es al azar. La mayoría de los personajes tienen una razón de ser, no fueron puestos de relleno, y esto se evidencia cuando los capítulos no son exclusivos de un solo personaje, sino que los autores nos dan la oportunidad de entender muchos puntos de la historia y la razón por la que cada quien es determinante en el desenlace.

Elisa, nuestra principal, me causaba admiración porque ella era alguien que no entendía cuál era su lugar en la vida, pero en cuanto tuvo una luz que le indicaba el camino, se aferró a esa esperanza y luchó con garra para defender lo que creía iba a ser su felicidad. Con respecto a mis personajes favoritos, está Giles quien era un artista homosexual repudiado en una sociedad homofobica, pero quería con fuerza a su amiga Elisa, y por ello la apoyó en su empresa de salvar a la criatura a sabiendas del riesgo. Mi tercer personaje favorito fue Zelda, tremenda y guerrera mujer. Necesito a una amiga así, terca, obstinada, y sobre todo, con criterio propio.

Un punto que me pareció muy sustancial, fue encontrar breves capítulos con el pensamiento de la criatura. Definitivamente, me ayudó a tener una idea más amplia y clara del destino de Elisa y el por qué tenía que ser ella quien se enamorara del hombre anfibio. Es decir, ya me imaginaba un desenlace similar al ocurrido, pero de manera diferente. Nunca me imaginé que Elisa terminaría así por la razón por la que terminó así. Pero, indudablemente, el pensamiento de la criatura ayuda a esclarecer varios puntos.

Ahora bien, debo verme la película y no sé por qué tengo la sensanción de que no logrará llenar los espacios mudos de Elisa con la criatura. Ojalá sí, pero el libro fue bastante especifico. Además, algunas escenas son muy explicitas, y muero por ver eso en la pantalla… ojalá sí.

Y para concluir mi opinión, es un rotundo sí les recomiendo leer La forma del agua porque tiene magia, misterio, amor, y una intensidad en su narrativa, que días después de haber terminado la lectura, sigo maravillada.

 

Sobre nosotros Jarhat Pacheco

Joven escritora colombiana.

Un comentario

  1. Pingback: MIS CITAS FAVORITAS DE "LA FORMA DEL AGUA" - Guillermo del Toro/Daniel Kraus - Jarhat Pacheco

No olvides comentar...

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.