SÓLO UN AMOR – ALEJANDRA PIZARNIK

Mis palabras perforan la
última señal de su nombre.

Alejandra Pizarnik


Alejandra Pizarnik, es sin duda, una de mis poetas favoritas. Su forma descarnada de escribir me tiene completamente atrapada en su mundo de letras, y sobre todo, en lo que fue su vida, su sufrimiento, su soledad. Muchas veces me he sentido identificada con sus diarios, siendo esta, tal vez, la razón por la que me fascina leerla. Quise compartirles un poema escrito por ella, uno que como muchos otros, son geniales. Espero les guste.

Mi amor se amplía.
Es un paracaídas perfecto.
Es un clic que se exhala y
su pecho se hace inmenso.
Mi amor no ruge
no clama
no ruega
no ríe.
Su cuerpo es un ojo.
Su piel es un mapamundi.
Mis palabras perforan la
última señal de su nombre.
Mis besos son anguilas que él
Se ufana en dejar resbalar.
Mis caricias un chorro reminiscente de
música sobre fuentes de Roma.
Nadie pudo huir aún de su territorio
anímico.
No hay rutas ni pliegues ni insectos.
Todo es tan terso que mis lágrimas se
sublevan.
Mi creación es una mojigatería junto a
su rubio carromato.
En estos momentos el tintero alza vuelo y
enfila hacia linderos inacabables de
mosquitos haciendo el amor.
Suena el fatídico sonido. Ya no vuelo.
Es mi amor que se amplía.

Sobre nosotros Jarhat Pacheco

Joven escritora colombiana.

2 comentarios

  1. Yo conocí a Alejandra Pizarnik con este poema:

    EL MIEDO
    En el eco de mis muertes
    aún hay miedo.
    ¿Sabes tu del miedo?
    Sé del miedo cuando digo mi nombre.
    Es el miedo,
    el miedo con sombrero negro
    escondiendo ratas en mi sangre,
    o el miedo con labios muertos
    bebiendo mis deseos.
    Sí. En el eco de mis muertes
    aún hay miedo.

No olvides comentar...