MIS CITAS FAVORITAS DE SKYDEN – Dianne Gothly

He decidido retomar lo que hacía hace meses con esos libros que tanto me habían gustado. Lo que solía hacer, era escribir una entrada aquí, en el blog, con mis citas favoritas. Y no saben cómo funcionaban, de hecho, eran las entradas más leídas, incluso superando las reseñas. Así que iniciaré esta nueva temporada de “mis citas favoritas” con el libro de una autora colombiana que si no han leído, lo lamento mucho por ustedes; de verdad, se están perdiendo a una muy buena obra. El libro del que les hablo, se llama Skyden. Es una novela juvenil de la más alta calidad, se los prometo. Pero como ya lo he reseñado hace meses, les dejo enlace para que lean la reseña si les interesa. Solo den clic aquí y la tienen.

Y ya sin alargar más el tema, dejaré solo diez de mis favoritas. Qué trabajo tan complejo el de decantarme por solo diez, pero la idea tampoco es narrarles todo el libro. Espero las disfruten tanto como las disfruté yo.

 

Aunque estaban a una hora de distancia, permanecían bajo el mismo cielo y podían observar la misma luna, las mismas constelaciones que les hacían compañía cada noche a la misma hora.

 

 

Sentía que la oleada devastadora regresaba, desbordándose como una represa en medio del invierno, para sumirla en la absoluta desesperación. 

 

Es como si mi cabeza fuera un sombrío país de las maravillas. Sé que es malo y me puedo perder en él, pero a veces prefiero sentirme mal porque sé que las cosas no van a empeorar, ya que he tocado fondo y nada puede dañarme más de lo que ya estoy. 

 

 

 

Cuando finalmente terminamos por convencernos de lo nocivas que son algunas personas, dejamos de agonizar por las heridas que estas nos causaron y se hace más sencilo entender que aquello que en su momento pensamos era un castigo, ahora es sólo un recuerdo, una experiencia de la cual hemos aprendido.

 

 

Un golpe se llevaría consigo su corazón, al mismo tiempo su vida, pero confiaba en ella y la amaba de tal manera que estaba dispuesto a enfrentar los riesgos de su decisión. 

 

 

Perdernos sin conocer la salida, y más adelante, contra todo pronóstico, encontrarla.

 

 

 

Quisiera que te volvieras tangible ante mis ojos, Skylar Leblanc.

 

 

 

Él la miraba atentamente, esperando una respuesta que al parecer no llegaría. Quería remediar todo, entregarle lo que era, lo que había sido y lo que sería, con la esperanza de que ella cuidara de su corazón y fuera capaz de sanarlo. No quería renunciar a sus sentimientos ni a lo que ella representaba en su vida.

 

 

 

Busco consuelo en mi almohada y deseo desaparecer en mis sueños y  pensar que no habrá otro día, y que, si lo hay, despertaré sin sentir dolor. 

 

 

 

Ojalá alguien pudiera implantar en mi cerebro la idea de que mis emociones no pueden seguir haciéndome daño.

 

 

Sobre nosotros Jarhat Pacheco

Joven escritora colombiana.

No olvides comentar...

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.