A VECES SE ESTÁ MUCHO MEJOR CUANDO SE VAN

A veces se está mucho mejor cuando se van que cuando se quedan

PERDONÉ

Perdoné. Alguien se fue dejándome a oscuras y desorientada,
pero era yo, quien evitaba dar el paso
que me acercaría al botón de encender nuevamente la luz.
Me encerré en la habitación más oscura
y fría que pude inventarme.

Sobre mis mejillas dibujé lágrimas
obligándome a recordar
la herida, y a quien me hirió.
Pero ya no.

Lee también Carta a mi futuro amor

Ahora mismo, me recorro a mí misma
como quien remodela su propia casa
asegurándose de memorizar
la belleza, y la luz de cada rincón.
Quiero memorizarme y contemplarme hecha luz.

El perdón es una puerta
que se abre cuando estás preparada
para conocer nuevas habitaciones dentro de ti.
Perdoné a alguien, y con ello abrí la puerta a otras puertas.

De eso hablo cuando digo que perdoné.
De explorarme a mí misma y reconocer
que a veces se está mucho mejor
cuando se van que cuando se quedan.

Autora:

Sígueme en Instagram

Sobre nosotros Jarhat Pacheco

Joven escritora colombiana.

Un comentario

  1. Pingback: SER UNA ESCRITORA DESEMPLEADA SIN INGRESOS FIJOS - Jarhat Pacheco

No olvides comentar...

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.